Clan Tetsu

Aqui el lugar de los miembros del Clan


    Kagami no Akai Sora

    Comparte
    avatar
    Umy Echizen*
    Dios
    Dios

    Cantidad de envíos : 816
    Edad : 29
    Localización : En la Torre del Tetsukage ^^
    Fecha de inscripción : 30/03/2008

    Normal Kagami no Akai Sora

    Mensaje por Umy Echizen* el Dom Abr 19, 2009 9:04 pm



    Hola chicos!

    Pues bueno este fic se lo habíamos prometido a varias personas. Por fin puedo subir este primer capitulo de la historia que escribimos Ume y yo hace algún tiempo. En verdad le tenemos mucho cariño a este escrito y disfrutaremos mucho compartiéndolo. Esperemos que les guste. Son buen recibidas las críticas, comentarios y demás.

    Los personajes por el momento son todos de nuestra creación. Cualquier parecido con la realidad no es mera coincidencia.

    Agradecemos su lectura y esperamos que puedan llegar a apreciar esta historia tanto como nosotras mientras escribíamos y planeábamos nuevas escenas.

    Con cariño, Umy y Ume.


    "Kagami no Akai Sora"



    Era una noche sin estrellas. La luna estaba cubierta de nubes que ocultaban su plateada luz. Comenzaba el mes de Octubre y con este, el apogeo del frío otoño. Un auto de lujo se acercaba por el sendero que llevaba a aquella mansión, que desde hace mucho tiempo había permanecido deshabitada. Una vez recorrido el largo camino hasta la entrada principal, tres figuras bajaron del auto y observaron con detenimiento la enorme construcción delante de ellos.

    — Es bueno estar en casa, ¿no es cierto, hijos? - un hombre mayor, pero que disimulaba muy bien su edad, abrió la puerta.

    — Sí. Anhelaba volver a mi hogar, lleno de recuerdos de la infancia - secundó el mayor de sus hijos.


    ***************************************************************************************************


    — ¿No crees que es una linda noche, Umy- oneesama? - la hermana menor observaba hacia el jardín - La oscuridad permite unir todo aquello que la luz no puede.

    — No puedo ver la luna, lo cual me provoca algo de nostalgia — miró hacia el cielo y emitió un suspiro - Además el ambiente se torna más frío, lo que siempre me resulta inconveniente por mi baja tolerancia. Creo que hoy no estoy muy optimista, ¿verdad, Ume-chan? - se abrazó a sí misma y frotó sus brazos.

    — ¿La luna? - la chica sonrió lastimeramente - ¿La luna intentará quitar el dolor de nuestros corazones? Sólo es un espejo del sol, que por más que intente darnos abrigo, no consigue más que una alegría pasajera. Míranos ahora, hundidas en el frío del otoño, en medio de la más pura oscuridad - se levantó para adentrarse, pero su hermana la detuvo

    — ¿El dolor de nuestros corazones? Supongo que no soy la única que se siente tan vacía- volvió a fijar su mirada en aquel manto oscuro – Puede que la luna refleje la luz del sol, pero es aún más hermosa y significativa para mí. Todo depende de la forma en que veas - se dio la vuelta hacia su hermana - Tengo la impresión que siempre hemos estado en la oscuridad, pero no he perdido la esperanza de salir de ella.

    — Entonces, seré la que permanezca por la eternidad - entró en su habitación - "Esta noche, es diferente a las demás... siento que las hojas de los árboles caen con aún más lentitud que otras veces y que el cielo ha dejado de ser violeta, es escarlata"


    ***************************************************************************************************


    Entraron a la mansión rápidamente. Todo estaba preparado para su regreso. El padre se encerró en su despacho y los hermanos fueron directo a sus habitaciones. El mayor de ellos acompañó a su hermano menor hasta la suya y le pidió que le dejara permanecer unos momentos ahí. Aunque no estaba del todo convencido, accedió.


    — ¿Cómo te sientes de estar de nuevo en casa, Takai-kun? – cuestionó el mayor.

    — No es en absoluto de mi agrado. Ni siquiera ha sido completamente aseada, si de mí dependiera, regresaría a donde estábamos, pero cumpliré la promesa que hice a Himeko.

    — Ésta siempre ha sido tu casa, aquí están nuestros recuerdos más valiosos.

    — Eso no impide que sean dolorosos... - el chico entrecerró sus ojos.

    — Lo sé. Tenemos toda clase de recuerdos, pero no debemos permitir que los desagradables opaquen a los momentos felices que hemos pasado.

    — Tampoco recuerdo muchas cosas felices. Discúlpame, Toushirou-oniisan, pero prefiero ordenar mis cosas en paz.

    — Lamento si te incomodé, no era mi intención- se inclinó – Nos encontraremos después - salió.

    — Este lugar no posee el olor de la sangre de Himeko - se dejó caer en la cama - Si pudiera tenerla entre mis brazos una vez más, la convertiría en alguien como yo.


    ***************************************************************************************************


    La mañana era algo fría, a pesar de que el sol brillaba con fuerza. Las hermanas Ayanokouji caminaban por los pasillos del Instituto dispuestas a llegar a sus respectivas aulas.

    — Llegamos muy temprano de nuevo. Casi ningún estudiante está en los salones.

    — ¿Crees que nos teman? Deben pensar que no somos como ellos - su hermana suspiró pero sonrió antes de que Umy respondiera - Sin embargo, la soledad es la mejor compañera para reflexionar.

    — Aquí nos separamos, te veo más tarde, Ume-chan - forzó una sonrisa y aceleró el paso para salir de la vista de su hermana. Llegó a su aula en poco tiempo y al entrar miró alrededor. Como pensaba, vacía. Se sentó en su sitio y sin poder contenerlo más, se echó a llorar sobre el escritorio.

    Las hermanas Ayanokouji eran conocidas en el Instituto por la belleza y gran talento que poseían. Parecían seres que estaban mal ubicadas, por lo que los demás estudiantes las evitaban. Ninguna tenía amigos de verdad.

    — Umy-oneesama. Comprendo tu dolor - la chica bajó su vista — Es lo mismo que yo siento, pero que no soy capaz de transmitir de la misma manera en que tú lo haces - comenzó a caminar hacia su lugar favorito.

    "Pronto dejará de vivir, se abandonará al frío invernal" - la chica caminó hasta el cerezo bajo el que siempre se refugiaba. Sintió una fuerte corriente de aire que le impidió abrir los ojos por unos momentos, pero continuó caminando. Cuando abrió los ojos, se sorprendió al verlo totalmente florecido, y junto a él, un hombre.

    — Era muy triste verlo sin sus hermosas flores, ¿cierto? - sonrió cálidamente - Ahora podrá brindar calor a los corazones abatidos por el frío del invierno que ya se acerca.

    — Este cerezo... - la chica se le acercó y tomó las flores que estaban a su alcance. Su expresión era seria - Por más que intentemos aferrarlo a la vida, sus flores mueren apenas florecen. Está condenado a ser efímero como el canto de un ave.

    — Yo no estaría tan seguro - tomó una de sus flores también - Si deseas que permanezca tan vivo como ahora, así será.

    — ¿Pero si deseo su muerte? A veces la muerte es el mejor camino para continuar la vida. Algo incomprensible para usted, ¿verdad? - se inclinó y comenzó a alejarse.

    "No tienes idea de cuánto puedo comprender lo que dices"- sonrió de nueva cuenta y miró el cerezo - Por ahora es mejor que estés con vida, me gusta admirar tu belleza.

    La chica se detuvo y bajó su rostro, intentando controlar las lágrimas que amenazaban con salir.

    "Creía... creía que ese cerezo podría morir conmigo, pero ahora que le ha dado esta nueva vida, no sé qué haré. Soy una cobarde, no podré acabar conmigo"

    Retomó su camino, dirigiéndose hasta su salón de clases.


    ****************************************************************************************************




    _________________
    Ayanokouji Umy*











    DBSK* Aishiteru Jae, my HERO!!!

    avatar
    Umy Echizen*
    Dios
    Dios

    Cantidad de envíos : 816
    Edad : 29
    Localización : En la Torre del Tetsukage ^^
    Fecha de inscripción : 30/03/2008

    Normal Re: Kagami no Akai Sora

    Mensaje por Umy Echizen* el Dom Abr 19, 2009 9:07 pm



    Un joven apareció pocos minutos después de que Ume se fue.

    — ¿Onii-san?... ¿Qué haces aquí? En este lugar no está el tipo al que buscamos - Takai suspiró - El consejo de ancianos cree que en esta Academia encontraremos un nivel E, pero a mí me parece que es demasiado normal como para albergar a uno... a menos que sea un estudiante.

    — Puede que lo sea, no perdemos nada con buscarlo. Es un bonito Instituto, si no está aquí al menos pasaremos un agradable rato.

    — ¿Pasar un agradable rato? Supongo que quieres que los cazadores nos superen, pero yo no lo permitiré. Iré a buscar a una chica linda y la usaré como señuelo.

    — Que te vaya bien, ototo-kun. Yo me quedaré unos momentos más con el cerezo -sonrió.

    Takai frunció el ceño y se alejó del lugar. "Nunca perdonaré a esos cazadores por haber asesinado a nuestra madre y a Himeko, por eso, dejaré que se queden sin empleo y pronto podré asesinarlos con calma"

    Levantó su rostro sorprendido y luego sonrió — Así que ahí estás Nivel E, el olor a sangre te delata. El chico comenzó a correr hasta llegar a una pequeño almacen y se adentró en el. Una chica estaba desmayada y en su cuello se vislumbraban una mordida no muy profunda – Despierta.

    La chica se movió levemente, pero no abrió los ojos ni dijo pronunció palabra alguna. Temblaba.

    Él se agachó, sacó una venda que traía guardada en su chaqueta y la puso alrededor del cuello de la chica — De todos modos no ibas a morir - miró de reojo hacia lo alto de una esquina - ¿Creías que no notaría tu presencia, nivel E?

    — Com... Mi comida.

    — Ya no te queda consciencia, pero descuida, en unos instantes ya estarás acabado - levantó su mano y frente a ella aparecieron gruesas agujas de hielo que comenzó a lanzar con velocidad directo al Nivel E, quien cayó al suelo.

    Abrió los ojos al escuchar el ruido que provocó la caída. Intentó levantarse. Estaba aturdida por los acontecimientos ocurridos. Deseó con todas sus fuerzas que fuera un mal sueño.

    "Esta despierta" — Eres una linda chica - Takai sonrió y se acercó a ella, tomándola entre sus brazos - Pero las chicas guapas como tú no pueden tener esta clase de recuerdos.

    Miró al joven que la sostenía, definitivamente no era un alumno. Nunca antes lo había visto— Perdone...no entiendo de que habla...-se sentía aturdida.

    Él sonrió — Ya no lo recordarás - puso su mano en la cabeza de la chica y una luz amatista apareció. Le había borrado los recuerdos de esos momentos. No recordaría el ataque del nivel E.

    Despertó después de unos minutos. No recordaba cómo había llegado hasta aquel lugar ni como se había hecho las marcas que una venda intentaba ocultar. Sintió temor y corrió de vuelta a su salón de clases, que ahora estaba repleto de estudiantes curiosos que la miraban interrogantes. Se sentó de prisa y escondió la cabeza entre sus brazos recargada en el escritorio. El cuello y la cabeza comenzaban a dolerle.

    — Umy-oneesama, despierta - Ume lucía preocupada.

    — Ume-chan... ¿qué haces aquí?

    — Ya es hora del almuerzo - le enseñó su comida - ¿Qué te ha sucedido en el cuello?

    — Yo...no lo sé - estaba confundida-No tengo la menor idea que ocurrió...me siento demasiado perturbada.

    — ¿Quieres ir a la enfermería?

    — No, ya que no tengo como explicárselo a la enfermera. No quiero hacer un alboroto, okaa-sama se enojaría conmigo.

    — Tienes razón, pero será mejor que te quites la venda, de lo contrario, tendremos que responder a las preguntas de nuestra madre.

    — Es cierto… -retiró la venda y Ume pudo ver unas marcas bastante características.

    — ¿Ha sido un Nivel E? - la chica se sentó frente a ella - O quizás... si fue un sangre pura o un noble, él pudo borrar tu memoria y es la razón por la que te sientes así.

    Umy reaccionó — Eso lo explicaría todo - se tocó el cuello - Me siento patética de que haya pasado eso...yo debí ser más fuerte - bajó la mirada.

    — Sé quién es el culpable. Cobraremos venganza si así lo prefieres.

    — Todo llegará a su tiempo. Por ahora hay que estar alerta, ya que cabe la posibilidad de que siga en el Instituto.

    — Si era un nivel E, los vampiros ya se deben haber ido, pero si quien te mordió es quien yo creo, un noble, él debe estar en el lugar donde lo vi durante la mañana - se levantó sin probar su comida.

    — ¡Aguarda! Iré contigo, Ume-chan.

    — Gracias - La chica sonrió y salió del Instituto rápidamente. Estaba agitada, le costaba respirar pues aún no estaba totalmente curada de una bronquitis a pesar de lo que había dicho a su madre para regresar a estudiar, pero no se detuvo. Cuando llegó con su hermana, él cerezo continuaba florecido

    — Es raro ver un cerezo en todo su esplendor en esta época del año...seguro que esto lo hizo...- miró hacia ambos lados.

    Ume suspiró, ya más tranquila — Se ha marchado. Eso significa que el que te ha mordido fue un Nivel E. El vampiro noble no hizo otra cosa que ayudarte.

    — Eso es aún más humillante - apretó los puños - Auxiliada por un vampiro de clase alta...quien lo diría.

    — Seguro te ha confundido con una simple estudiante - inició su recorrido de regreso al salón - Si volvemos a verlo, podremos vengarnos silenciosamente.

    — Ayanokouji, Ume-san - Ritsuka corrió a ellas - ¿Qué le sucedió a este cerezo?

    Ume miró a su hermana mayor sin atreverse a dar una respuesta

    — Según parece es obra de un vampiro al que Ume-chan descubrió...

    — Pero descuida, lo encontraremos, y tú también querrás vengarte cuando sepas que ayudó a Umy-oneesama de un nivel E - la chica rió al notar que la otra se sonrojaba

    — ¡Ume-chan! No era necesario que le dijeras eso - se dio la vuelta

    Ritsuka la tomó por los brazos, molesto — Déjame ver la mordida... ¡Ese maldito! Escúchame, Ayanokouji, debes ser más fuerte y defenderte por tu cuenta, no dejar que un vampiro de sangre noble te ayude.

    — ¡Eso ya lo sé, Tsukimiya! Yo misma me lo he reprochado, me siento humillada - evitó mirarlo –J uro que no volverá a pasar...-

    — No hagas promesas en vano - la soltó - Díganme, ¿qué tenemos como pistas? Debemos encontrarlos.

    — No mucho. Una de sus técnicas es hacer florecer los árboles y dado que ha borrado la memoria de Umy-oneesama, sabemos con certeza que es un vampiro noble, que por esta zona no son muchos.

    — Los nobles sólo tienen una técnica, Ume-san y si derrotó al nivel E, significa que debe poseer dos. ¡Vamos, Ayanokouji, intenta aportar algo!

    Apretó los ojos y se sujetó la cabeza— Ojos verdes...- dijo en un susurro -Lo último que vi antes de desmayarme fueron unos ojos verdes...-

    — ¿Ojos verdes? Los del vampiro que vi eran... eran amatistas. Es decir, que eran dos vampiros - Ume suspiró - ¿Qué haremos?

    — Si estaban aquí era por un motivo en específico...seguramente eliminar al clase E. Imagino que una vez cumplido el objetivo no tienen por qué volver.

    — ¿Quieres decir que si no los veremos otra vez es mejor dejar las cosas tal cual están? Me niego - Ritsuka comenzó a caminar de un lado a otro - Ayanokouji, quizás los ojos verdes eran del nivel E. Eso nos deja con un vampiro de dos técnicas o más, es decir, un sangre pura.

    — Estoy segura de que los ojos verdes eran del que me ayudó...

    — No tenemos pistas, Tsukimiya-san. Tendremos que olvidar lo que ha pasado.

    -¿¡Han olvidado el honor de los cazadores de vampiros?! Creo que incluso olvidan la razón por la que existen los Nivel E. Todo es por culpa de los vampiros y no descansaré hasta que elimine a todo aquel que interfiera en mis propósitos.

    — Tranquilízate, Ritsuka- Umy se acercó a él - Entiendo lo que dices y si así lo quieres, cuentas con nosotras. No te dejaremos solo - le sonrió.

    — Tsukimiya-san, sabes que tienes mi apoyo. Estoy a favor de vengar a los nuestros, sin embargo, no quiero eliminar a cada uno de los vampiros que hay en el mundo, no todos son malvados.

    — Acabarás entendiendo que todo eso que piensas es un error. Si confías, como otros, en una convivencia pacífica, deberías dejar de ser una cazadora.

    — No empecemos una disputa – suspiró - Cada quien tiene su propio pensamiento y criterio...pero al final la misión es similar. Reitero nuestro apoyo, tú sabrás si deseas recibirlo.

    — Claro que lo acepto. Regresemos a nuestros salones.

    El joven cazador se despidió de las hermanas y ellas continuaron con su camino — La opinión de Ritsuka es muy dura, contrasta mucho con la tuya, ¿no, Ume-chan?

    — Lo sé. ¿Por qué crees que ahora no hay tantos ataques? Es porque los vampiros ponen de su parte cambiando sangre por pastillas, eso me agrada, pero no soportaré que hagan daño a mi familia o que intenten acabar con nuestro orgullo.

    — Concuerdo contigo. A pesar de todo, creo que el vampiro que me ayudó lo hizo con buenas intenciones. En el fondo estoy agradecida- sonrió - ¡Pero no se lo digas a Tsukimiya!

    — ¿Entonces nos olvidamos de la venganza?

    — Sí...no tengo deseos de vengarme... ¿hago mal?

    — Supongo que dependen de las intenciones del chico - suspiró Ume- "Aún así, yo me vengaré de aquel vampiro que retrasó mi muerte alargando la vida del cerezo”

    Las clases acabaron y las hermanas regresaron a su hogar. Umy estaba ansiosa por llegar a su habitación y encontrar la manera de ocultar las marcas de su cuello de la vista de su madre.

    Etsuko acababa de rezar en el altar de sus antepasados para rogar por sus hijas. Se levantó y se dirigió a una empleada, para que llamara a las chicas.

    — Disculpe, Umy-sama. Su madre la llama y espera verla en la sukiya junto a su hermana.

    — Enseguida voy, gracias - ponía algo de maquillaje en las marcas y su cabello delante para intentar cubrirla. Una vez que terminó, caminó hasta el lugar indicado.

    — Buenas tardes, okaa-sama, ¿necesitas algo?

    — Esperemos a que llegue tu hermana.

    Ume llegó minutos más tarde — Disculpa madre, estaba concentrada en unos escritos. Ya sabes, reportes a la asociación - tomó asiento.

    —Bien, ahora que ambas están presentes me gustaría anunciarles algo. Ha llegado la familia Fujiwara y quisiera presentarles a mis hijas, espero conozcan el motivo.

    —No me molestaría que lo mencionaras, okaa-sama.

    —Quiero que abandonen la Asociación de Cazadores de Vampiros y se comprometan con los hijos de Fujiwara-dono. Ellos les brindarán lo que su difunto padre y el trabajo no pueden darles.

    — ¿Ya has hablado con Fujiwara-san, okaa-sama?

    —Ha sido él quien lo propuso. Es un hombre extravagante y siempre hace este tipo de anuncios. En cuanto vayan, se darán cuenta que no fui la única informada al respecto.

    — ¿Quieres decir que otras jóvenes irán? Eso me suena a concurso de belleza.

    — ¿Concurso de belleza dices? Te equivocas por completo. Por favor, ahora retírense. Deben prepararse y marcharse al anochecer.

    — ¿No tienes nada que decir, Ume-chan?

    Ella negó con su cabeza, luego se inclinó y se marchó. La noticia no le afectaba demasiado. Su hermana la siguió de inmediato.

    — ¿En verdad no te importa? Iremos a la casa de unos completos extraños y no obstante, tendremos que dejar de lado el ser cazadoras.

    —Me hiere profundamente dejar de ser cazadora, pero con el tiempo, será un alivio para nosotras. Por otro lado, siempre esperé de parte de nuestra madre que hiciera algo como esto. Un compromiso no es lo peor que puede ocurrir - tosió - No es lo peor, al menos para mí.

    — No me sorprende tu respuesta- suspiró -Deberías descansar antes de irnos, es más que evidente que sigues delicada de salud.

    —Es sólo el frío - hizo una pausa - Umy-oneesama, ¿Occidental u Oriental? Me refiero a la vestimenta.

    —Yo usaré Occidental. Okaa-san dijo que Fujiwara-san es extravagante. No creo que le importe que usemos un vestido.

    —De todos modos, usaré un kimono. En mi caso será lo mejor - la chica entró en su habitación, deslizándose por la puerta.

    "Creo que nuestra madre ha notado que pretendía adelantar mi muerte. Siempre hay algo que lo interrumpe" - miró su arma - "Lástima que Ceres no acabe conmigo, sólo sirve contra vampiros. Será mejor que ahora me cambie, no quiero molestar a los demás" - se levantó para arreglarse.

    El anochecer llegó y era hora de partir hacia la casa de los Fujiwara. Umy estaba inquieta y Ume inexpresiva. El camino hasta aquella mansión fue largo. Una vez estuvieron en la puerta fueron recibidas por un mayordomo que las condujo hasta una elegante sala.

    —Bienvenidas, señoritas Ayanokouji. Es un placer tenerlas aquí. Fujiwara-sama estará con ustedes en poco tiempo. Están en su casa.

    —Muchas gracias. "Este lugar... huele a sangre, o quizás sólo sean tabletas, pero no me cabe duda, aquí habita un vampiro" - lanzó una mirada cómplice a Umy.

    —Es muy notorio, ¿crees que okaa-sama lo sabía?- murmuró.

    — No lo sé. A veces no comprendo sus propósitos, pero esperemos para saber qué pasa.

    — De acuerdo -decidió guardar silencio, pues un hombre se aproximaba.

    — Buenas noches - se acercó para besarles la mano - Me alegra que vinieran. Me presentaré, soy Fujiwara Masakazu, gusto en conocerlas.

    — El honor es todo nuestro, Fujiwara-dono - Ume se inclinó.

    Umy hizo lo mismo, sin quitarle la vista de encima al hombre.

    —Supongo que ahora querrán conocer a mis chicos – sonrió - Iré por ellos, mientras tanto pediré que les traigan algo para beber. Con su permiso - salió de la sala.

    —Es un vampiro, ¿cierto?

    — Si, su esencia invade toda la habitación. Incluso el aire parece distinto…

    —Tengo un mal presentimiento…

    —Con algo de suerte escaparemos de ese detestable hombre y sus hijos - Se quedó en silencio unos instantes, meditando en sus propias palabras - Creo que ya encontramos a tu salvador.

    —Eso es precisamente lo que temo.

    Una leve sonrisa apareció en sus labios, haciéndola desaparecer de inmediato — Por otro lado... "No tendré que gastar mi tiempo buscándolo"

    *******************************************************************************************



    Última edición por Umy Echizen* el Dom Abr 19, 2009 9:10 pm, editado 1 vez


    _________________
    Ayanokouji Umy*











    DBSK* Aishiteru Jae, my HERO!!!

    avatar
    Umy Echizen*
    Dios
    Dios

    Cantidad de envíos : 816
    Edad : 29
    Localización : En la Torre del Tetsukage ^^
    Fecha de inscripción : 30/03/2008

    Normal Re: Kagami no Akai Sora

    Mensaje por Umy Echizen* el Dom Abr 19, 2009 9:09 pm



    — Toushirou...Takai- llamó Masakazu - Las jóvenes Ayanokouji están aquí, deberían bajar a conocerlas. Seguro les gustarán, son preciosas.

    — Sí, padre. Enseguida iremos a su encuentro.

    — Padre, creo que estás exagerando. No necesitamos prometidas - el menor vertió una tableta en una copa y comenzó a beber su contenido.

    — No dirás lo mismo cuando las veas – rió - A nadie le cae mal tener una bella mujer a su lado.

    Congeló el líquido y luego rompió la copa — Sí, padre - se levantó para ir junto a su hermano.

    — Tranquilo, ototo-kun. Padre lo hace con buenas intenciones- lo tomó del hombro.

    — Él no entiende que yo quiero quedarme tan sólo con el recuerdo de Himeko.

    Toushirou no hizo algún comentario, únicamente se adelantó, seguido de su padre y hermano. Antes de entrar al salón Masakazu abrió levemente la puerta de la habitación contigua para dejar que sus hijos vieran a las hermanas

    —La de lado izquierdo es la mayor y la de lado derecho la menor. ¿Cuál de ellas te gusta más, Toushirou? Elige.

    — ¡Espera! - Takai entró - Está bien, él es el mayor, pero si seré obligado, prefiero ser el primero. ¿No te molesta, onii-san?

    —Para nada, ototo-kun. Puedes ir primero.


    Ume alzó la vista, sorprendida por la repentina aparición de los tres vampiros y por haber identificado al vampiro de los ojos amatistas. Se puso de pie, recordando palabras de su madre que quizás le ayudaría a evitar un compromiso - ¡Espere, Fujiwara-dono! Creí que habría más chicas...

    —Las hubo, pero ninguna nos convenció tanto como ustedes - rió.

    —Comprendo. Disculpe mi descortesía

    — Entonces, yo iba a elegir a una de las dos chicas - continuó Takai - ¿Cuáles son sus pasatiempos?

    — Me encanta la música, por lo que practico piano y algo de violín. Me gusta el teatro y el arte en general - contestó Umy.

    — A mi me agrada la Literatura y sé tocar el violín, pero no siento el mismo aprecio que el que siente mi hermana por el.

    — ¿Y el tipo de sangre? - Takai sonrió.

    La pregunta hizo que se estremeciera sin entender bien el motivo— Sangre tipo A.

    —Ambas poseemos el mismo tipo - la menor cerró sus ojos confiada de que su presentimiento era el correcto.

    —Me quedo con la mayor - Takai tomó asiento - Lo siento si la preferías, onii-san.

    —No te preocupes, la señorita que gusta de la literatura me parece encantadora - le sonrió de manera gentil.

    —Preséntense con las damas, hijos míos. No queremos que piensen que somos descorteses.

    —Disculpen nuestra falta. Mi nombre es Fujiwara Toushirou. Es un placer -hizo una reverencia.

    — Fujiwara Takai - Rodó los ojos y se levantó, inclinándose de mala gana.

    — Ayanokouji Umy - hizo lo propio.

    —Ayanokouji Ume. El placer es todo nuestro.

    —Ya las repartimos, ¿Puedo retirarme a mi habitación? - Pidió Takai a su padre, ignorando la presentación de las jóvenes.

    —Se tomaron la molestia de venir, al menos quédate un poco más, hijo.

    "La madre de estas mujeres sólo las envió por beneficio económico, no merecen que me quede"

    — Ume-chan me siento como un objeto...- susurró.

    —Sé a lo que te refieres, pero pronto pasará - miró al padre de los chicos - Disculpe, Fujiwara-dono, ¿Le molesta si hablo en privado con Toushirou-sama?

    — Para nada, es todo tuyo, querida.

    Ume se inclinó — Gracias, ¿A dónde podemos dirigirnos?

    —Acompáñeme, Ayanokouji-san. Iremos al balcón. Es una noche preciosa la de hoy - le extendió el brazo.

    Ella se aferró al brazo del joven y lo acompañó — ¿Le parece bien este cielo violeta?

    —Sí, muy bien. Me da gusto verla de nuevo, aunque no pensé que fuera en estas circunstancias.

    —Créame que tampoco esperé encontrar en un día al mismo vampiro - lo miró fijamente - Su hermano es algo atrevido al preguntar nuestro tipo de sangre.

    —Así es Takai-kun. Me disculpo por eso. Me pregunto si padre sabe que son cazadoras. No sé que se propone.

    La chica se sorprendió — ¿Cómo lo supo? No dije una palabra al respecto durante nuestra breve conversación.

    —Se nota, al menos yo lo noto. Para empezar está enterada de que somos vampiros. De ser un humano común y corriente, ni siquiera se atrevería a mencionarlo.

    "No debí arriesgarme de esta manera" - sacó su arma - Disculpe, pero no tengo intenciones de morir por un error tan simple como el que cometí.

    Rió— ¿Quien habló de morir? Le aseguro que no seré yo quien acabe con su existencia.

    — Entonces podré guardarla - suspiró - No será usted quien termine con mi vida, sino yo misma, pero dejemos eso de lado. Usted no me parece una persona que use a otra para sobrevivir, pero si no es usted, ¿quién es el que bebe sangre humana en esta mansión?

    —Mi padre, mi hermano y yo usamos pastillas de reemplazo como sustento. A menos que hayan hecho alguna travesura, puedo asegurar que ninguno lo hace.

    —Tanto mi hermana como yo sentimos el aroma de la sangre, no me mienta, pues usted tiene un olfato aún mejor que el de nosotras.

    —Le aseguro que no es ningún miembro de mi familia...- aspiró el aroma a sangre -Seguramente fue algún empleado – suspiró - Alguien será castigado el día de hoy.

    —Me encargaré personalmente si así lo desea, Toushirou-sama.

    —No se moleste, enseguida resolveré ese incómodo inconveniente. Me disculpo por ello.

    —Entiendo.

    ****************************************************************************************************


    — Los dejaré solos para que también puedan conocerse mejor- Masakazu salió de la habitación.

    — Me sorprende que estés aquí - Takai se sentó cómodamente frente a la chica.

    — A mi me sorprende mucho más.

    — ¿Por qué?

    "Debo ser prudente"— No sé que piense usted, pero me resulta sorprendente que de un momento a otro decidan tu futuro.

    —Sólo son negocios. Sé que la familia Ayanokouji no podrá mantenerse en pie por muchos años más porque el padre murió a manos de... no lo recuerdo bien, pero descuida, cooperaré para que no caigas en la ruina - sonrió para molestar a la chica.

    Se levantó exaltada— ¡No te permito que hables de esa forma acerca de la muerte de mi padre! - lo miró con rencor- Sí es necesario, yo misma me encargaré de que eso no suceda... ¡No necesitamos nada de ustedes!

    —Eso no lo decides tú, sino tu madre.

    —Hablaré con ella...no puedo soportar esta humillación.

    — ¿Humillación? No he hablado más que con la verdad - se acercó a ella - Sin embargo, puedo comprender si es temor lo que sientes por mí, temor a que pueda revelar el secreto de la muerte de tu padre.

    — No te tengo miedo...- fijó la mirada en la de él - Me aseguraría de acabar contigo antes de que pudieras decir una sola palabra.

    — ¿Acabar conmigo? ¿Planeas ir a prisión por una simple verdad? Bueno, tampoco podrías hacerme daño.

    "Ya estoy hablando de más..." Respiró hondo— ¿Cuáles son tus intenciones? Sería absurdo pensar en que te interesaría revelar algo que a ti te tiene sin cuidado.

    — ¿Mis intenciones? Si todo sale bien, tendré una hermosa familia y tu madre vivirá tal como ha vivido hasta ahora por haber sido tan buena estratega y haber enviado hasta aquí a sus hijas.

    Suspiró— Buena estratega...supongo que tienes razón- se dejó caer sobre el sofá, algo abatida - Lamento mi comportamiento inadecuado, pero tocaste un punto muy delicado para mí.

    — ¿Piensas que cobrando venganza las cosas se solucionarán?

    —No lo sé... nunca me he sentido convencida. Lo único de lo que estoy segura, es que sin importar lo que haga, nada me lo devolverá...

    —Pero por dentro sabes que si eres lo que eres es porque sientes sed de venganza y que no soportas ver a su asesino vivo.

    Abrió mucho los ojos— ¿Cómo lo sabes?...Seguramente hice algo mal...

    —Muchos conocemos cómo murió tu padre. No te sorprendas.

    —No sé que pretenda mi madre, pero esto no tiene sentido. Un cazador y un vampiro juntos... no nos llevará a un buen desenlace.

    — ¿Qué quieres decir con cazador y vampiro? ¿Aún crees en esos cuentos que relatan a los niños?

    —Tu casa huele a sangre...

    —Quizás algún empleado ha tenido un accidente, o han preparado demasiada carne mal cocida. Por favor, Umy-sama, no juegues con cosas así.

    "Entonces pretenderemos que no sabemos la verdad"—Lo siento, olvidemos el asunto - sonrió - Concentrémonos en la visión de la bonita familia que deseas.

    — ¿Sabes que es lo divertido de ser como soy? - sonrió y la atrajo hacia él, tomándola por la cintura.

    —Obviamente no. ¿Por qué no me lo dices?

    —Claro, después de todo, en un momento no recordarás nada - acercó su mano a la cabeza de la chica con intenciones de borrar una parte de sus recuerdos.

    Lo empujó "No lo permitiré"—Creo que será mejor que busque a mi hermana...

    —El resto de las personas no saben de nuestra realidad, Umy-sama, así que espero que seas discreta, sobre todo con esa Asociación...

    —Soy perfectamente consciente de ello, así he tenido que vivir todo este tiempo.

    — ¿Y qué tal va la mordedura? –

    —Supongo que bien...afortunadamente okaa-sama no se percató de ella.

    —Quizás se alegre si descubre que fui yo quien lo provocó - el chico rió y luego hizo una reverencia - Ahora si me disculpas, tengo otros asuntos que atender.

    "Vampiro odioso...pagarás por esto"—Nos veremos...- fingió una sonrisa y espero a que saliera de la habitación para ir por Ume.


    ****************************************************************************************************


    _________________
    Ayanokouji Umy*











    DBSK* Aishiteru Jae, my HERO!!!

    avatar
    Umy Echizen*
    Dios
    Dios

    Cantidad de envíos : 816
    Edad : 29
    Localización : En la Torre del Tetsukage ^^
    Fecha de inscripción : 30/03/2008

    Normal Re: Kagami no Akai Sora

    Mensaje por Umy Echizen* el Dom Abr 19, 2009 9:11 pm



    —Creo que ha llegado el momento de despedirnos, Ume-san. Ha sido un verdadero placer - besó la mano de la chica.

    —Toushirou-sama... a pesar de lo diferentes que somos, me ha agradado su compañía, sin embargo, nunca perdonaré que haya detenido mi muerte, aunque le agradezco que me haya permitido ver a ese cerezo tal como era una vez más - sonrió y se inclinó.

    — ¿Está segura que la muerte es la respuesta? - tomó el rostro de la joven - Es muy pronto para darse por vencida.

    —No me interesa seguir esta conversación - desvió el rostro - Acabamos de despedirnos.

    —Que pase buenas noches - se inclinó.

    —Antes de que me retire, Toushirou-sama, ¿La única razón por la que decidió que fuéramos prometidos fue por mi gusto por la Literatura? - comenzó a caminar hacia la salida de la casa.

    — ¿En verdad quiere saberlo?

    —Confío en que no fue por mi sangre, por lo que no temo a cualquier otra respuesta.

    —No y no...No fui yo el interesado en el tipo de sangre. Digamos que el destino nos unió.

    — ¿El destino? Vaya mentira...

    Rió —Es usted algo huraña, espero que nos llevemos mejor en un futuro. Hasta pronto – desapareció tras una puerta.

    "¿Huraña?" -la chica se desconcertó al oír tal palabra – “Se equivoca, Toushirou-sama. Es imposible que el destino nos haya unido, somos totalmente opuestos. Un vampiro y un cazador sólo estarán unidos para asesinarse"

    —Ume-chan...-se encontró con su hermana en el vestíbulo - Vamos a casa, he tenido suficiente por hoy.

    —Comprendo lo que quieres decir, este lugar no es para nosotras - subió el tono de su voz - La señorita huraña y su hermana se marchan. Nos veremos.

    "Al fin se largan" - Takai suspiró y se dirigió a la antesala para despedirse - Nos veremos, tenlo por seguro.

    — ¿Señorita huraña? De seguro ese vampiro también es odioso – suspiró -No sé en qué estaba pensando nuestra madre cuando nos envió aquí.

    Una vez que las Ayanokouji se fueron, los hermanos se reunieron. Toushirou fue el primero que habló — ¿Cómo te fue con tu chica, ototo-kun?

    —No sé definirla, es algo extraña y sin quererlo se delató. De lo que estoy seguro es que quiere vengarse de aquel que asesinó a su padre.

    —Lo mismo le pasó a Ume-san. Ella misma me hizo saber lo que era, incluso sacó su arma por si yo quería matarla. Que adorable.

    —Las apariencias engañan, onii-san. Parecía un encanto y te ha amenazado con un arma. Al menos Umy-sama no ha hecho eso.

    —Tal vez intentó ser discreta – rió - ¿Por qué la elegiste a ella, Takai-kun?

    —Porque una chica adorable como tu prometida no soportaría mi mordedura – rió.

    —Así que pensabas morderla, interesante –sonrió - Confío en que Ume-san podrá resistirlo.

    —No te atreverías a morderla, eres de los pacíficos... así que, ¿dejarás que yo lo haga por ti?

    —Lo siento, hermanito, pero a ella no pienso compartirla contigo...

    — ¿Por qué no? Sólo es una niña.

    —No seas ambicioso, ya tienes a una chica para ti solo, deja tranquila a la niña.

    —Entiendo, sólo la protegerás como si fuera tu hija. Eres gracioso onii-san - le sonrió - Por cierto, ¿Recuerdas al asesino del señor Ayanokouji?

    —Sí, pero no es grato hablar de eso. Espero no se lo hayas mencionado a Umy-san.

    — Sabe que lo asesinaron, pero no le dije quien fue el causante, ni siquiera yo lo sé con claridad… Sin embargo, creo que es mejor dejar de hablar de eso, sino querrán vengarse de quien sea. Las chicas que buscan venganza no son muy lindas.

    — Que así sea. Por mi parte trataré de que Ume-san deje de lado esa idea. No quisiera que le ocurriera algo malo. Si no lo consigo, simplemente tendré que protegerla.

    — No comprendes. El orgullo y la venganza significan demasiado para los cazadores como ellos, en eso me incluyo, por lo tanto no lograrás que ella cambie de idea. Sólo déjame morderla y así tendrá obtener poder para pelear como se debe. Con una mordedura, ella y su hermana se volverán lindas jovencitas.

    —No la morderás, eso es definitivo. Ella no lo permitiría para empezar. Desiste de una vez.

    — ¿No lo permitirá? Verás que finalmente accederá, igual que su hermana.

    —No importa si lo haces con su hermana, pero a Ume-san no vas a morderla.

    — ¿Estás celoso cuando apenas la conoces desde hoy?

    —He decidido que me tomaré esto en serio. Ella será sólo mía - sonrió.

    —La señorita huraña se molestará contigo por tu mala decisión...

    Rió —No la llames así, ototo-kun, eso es grosero. ¿Mala decisión?

    —Déjalo, continuaré siendo grosero si es necesario - lo tomó por el mentón tras haber olfateado el ambiente- Este olor, me desagrada tanto como me gusta. Lamento no poder tomar sangre de una de esas chicas, pero al menos te tengo a ti.

    —A su debido tiempo podrás hacerlo, por ahora deberás conformarte conmigo.

    —Gracias, ya te recompensaré con la mía - con calma, clavó sus colmillos en el cuello de su hermano mayor y comenzó a succionar su sangre.

    La sangre se desplazó por los labios de Takai. El lugar estaba en silencio, salvo por el sonido provocado por él mientras tomaba el líquido de su hermano - "Pronto, esas chicas serán quienes estén en esta situación"

    — ¿Has saciado ya tu sed, ototo-kun? - dijo Toushirou mientras le acariciaba el cabello.

    —La sed nunca terminará... y esas pastillas no sirven por mucho tiempo, pero debo resistir - se separó - Gracias por tu sangre, ahora es hora de descansar

    -Quiero verla...-dijo sin pensarlo-Esta noche no podré dormir tranquilo-

    -¿Quieres ver a la señorita huraña? Extraño, considerando que no te dará una gota de su sangre. Si quieres puedes tomar la mía - rió y se marchó a su habitación

    -No quiero su sangre...va más allá de eso, hermano mío.

    ****************************************************************************************************


    Otro día más en el Instituto. Las hermanas habían llegado tan temprano como era su costumbre y las clases pasaron con naturalidad. El almuerzo no fue nada fuera de lo normal tampoco. La hora de volver a casa había llegado. Antes de arribar a la puerta, se encontraron con Ritsuka.

    —Hola. ¿Dónde estuvieron ayer? Teníamos trabajo y no pudimos encontrarlas, además su madre tampoco nos brindó algo de su ayuda.

    —Hola...- evitó mirarlo - Tuvimos que hacerle una visita a la familia Fujiwara. Acaban de llegar a Japón después de una larga ausencia.

    — ¿Una visita de cortesía? - Buscó en vano su mirada.

    —Quizás se pueda considerar de esa manera aunque no fue muy agradable para nosotras, Ritsuka-san.

    —Ume-chan está en lo cierto. No sé que pretendía mi madre mandándonos allá...

    — ¿Investigar tal vez? - rió - ¡Ya sé! Le buscaba un prometido a cada una.

    Hizo una mueca—Adivinaste...- dijo por lo bajo.

    Su expresión se volvió seria e intentó no develar la molestia que le causaron esas palabras - Había olvidado lo tradicional que era tu madre, tanto como para no olvidar los compromisos a temprana edad. ¿Y bien, quien es tu prometido, Ayanokouji?

    "Será mejor que me apresure a la salida, no es bueno meterse en problemas de parejas" - Ume se adelantó.

    —El menor de los hijos de Fujiwara Masakazu...aunque en realidad no sé si sea definitivo. A mí me pareció muy informal.

    —¿Muy informal? Vaya broma, Ayanokouji. ¿Crees que tu madre permitirá algo informal? Esa reunión definitivamente no ha sido muy agradable, para nadie – bufó.

    Ume llegó a la puerta mucho antes que su hermana. Se encontró con una sorpresa que la esperaba.

    —Buenas tardes, Ume-san - le sonrió - Que gusto me da verla de nuevo, ¿qué tal su día en el colegio? - Toushirou estaba parado junto a la puerta y detrás de él se encontraba Takai.

    —Toushirou-sama - se sorprendió al verlo pero intentó mantener la compostura, pues no era un buen lugar para hablar con normalidad. A su alrededor varias chicas se habían reunido, admirando a los hermanos, por lo que Ume se inclinó - Es un honor que estén con nosotras.

    —Vinimos a recogerlas para invitarlas a tomar algo. Tenemos permiso de su madre, la llamé antes de venir y estuvo de acuerdo.

    —No deberían estar bajo el sol, supongo que aún en otoño les haría daño - fingió una sonrisa - ¿No le parece que será mejor otro día?

    —Yo estoy muy bien, creo que es un buen día para salir, ¿qué opinas tú, ototo-kun?

    "La chica es hermosa, no veo la razón por la cual onii-san no desea morderla" - miró hacia el Instituto, molesto con la escena de la pareja. Frente a sus ojos estaba Umy, acompañada de alguien más que venía discutiendo con ella - Realmente no me importa - comenzó a caminar hacia su prometida.

    —Parece que me ignoró – rió - Creo que ahora tiene algo mejor de lo cual encargarse-miró hacia donde se dirigía su hermano.

    —Umy-sama...

    "¿Qué hace aquí el vampiro odioso?" —Fujiwara-san... ¿A qué debo su inesperada "e inoportuna" visita?

    —Me disculpo, sin duda ha sido inoportuno, pero mi hermano insistió tanto... no me quedó otra salida - tomó la mano de la chica y la besó - Aunque, deseaba verte.

    —Así que tú eres Fujiwara, el prometido de Ayanokouji. Sabes, apestas - Ritsuka comenzó a alejarse mientras Takai sonreía al ver su reacción - ¿Quién era él?-

    —Tsukimiya Ritsuka...el chico que - hizo una pausa-...un amigo del Instituto - vio como se alejaba, pero prefirió no detenerlo para no complicar las cosas-"Mañana hablaré con él"

    —Parece que se ha molestado tan sólo con verme - le ofreció el brazo - Pero ignoremos temas tan poco importantes como él. Ven, salgamos juntos de este lugar.

    —De acuerdo. "A decir verdad yo tampoco entiendo, seguramente se dio cuenta de que es vampiro"¿Lo que me dijiste es verdad?... ¿deseabas verme?

    —Absolutamente - entrecerró sus ojos - ¿Por qué habría de mentirte?

    —Creo que no tendrías por qué hacerlo.

    —Ahora que este asunto es tema cerrado, vayamos a beber algo junto con mi hermano y la señorita huraña.

    —No la llames así, Ume-chan no es huraña...- lo miró algo molesta, pero conteniendo la risa - Se enfadará contigo por la descortesía.

    —Discúlpame, es que me ha causado gracia la manera en cómo la llamó onii-san.

    —No te culpo...- rió un poco - Hago mal en hacer esto, pero si es algo gracioso.

    —Umy-oneesama - sin darse cuenta habían llegado con Ume y Toushirou - Me alegro de que puedas reír respecto a mí - intentó sonreír pero terminó suspirando.

    —Perdóname - juntó las manos - Hola Toushirou-san, ¿a dónde planea que vayamos?

    —Hola Umy-san - se inclinó levemente - A donde las damas prefieran.

    —Entonces será conveniente que me marche, quiero ir a mi hogar - Ume se inclinó e inició su trayecto a casa.

    —Disculpen, pero no puedo dejarla sola. Con su permiso - corrió tras ella - Huye de mí...eso es algo inconveniente - suspiró.

    La chica se desvió de su camino, acercándose a una pequeña plaza. Se sentó bajo un árbol. Sus hojas caían lentamente, siguiendo el ritmo del viento - "Este es un buen lugar para continuar con mi lectura" - sacó un libro y comenzó a leer.

    —Si no me equivoco y creo que no, esta no es su casa. Me ha mentido, Ume-san -Toushirou estaba detrás de ella.

    La chica sonrió — Ha sido una buena deducción - miró al cielo - Este lugar es agradable, consigo tener la paz que en mi hogar no puedo tener, sin embargo, no es mejor que la sombra del cerezo florecido.

    — ¿Puedo hacerle compañía? Es más agradable estar aquí con usted que en cualquier otro lugar.

    Le indicó que tomara asiento — Pasé toda la noche preguntándome la verdadera razón por la cual prefirió tomarme como su prometida... - se sonrojó - Aunque quizás malinterpreté las cosas y sólo ocurrió así pues fue Takai-sama quien eligió primero.

    —Creo que sin importar quien eligiera primero, el resultado sería el mismo. Ya estaba escrito que mi corazón debía pertenecerle a la joven doncella de gran encanto y mirada triste.

    — ¿Mirada triste? - miró al joven directamente a los ojos. En ellos no reconoció más que misterio por lo que intentó bajar el rostro, pero fue incapaz, estaba perdida en ellos - Ahora que nuestras miradas están unidas, ¿Sigue pensando en esa tristeza que expresan mis ojos?

    —Sí, es más que evidente. La mirada es el reflejo del alma y la suya está llena de profunda soledad...

    —Lamento no poder opinar igual respecto a los suyos, ¿Pero qué más podría hacer? Después de tantos momentos tristes, no puedo pensar en usted de tal manera que me permita conocerle.

    —Todo a su tiempo. No hay prisa. Yo espero que todo se dé naturalmente.

    —Veo que es una persona amable - le sonrió y reanudó su lectura.

    No respondió. Se limito a sonreír y observarla mientras leía.

    Continuará…


    _________________
    Ayanokouji Umy*











    DBSK* Aishiteru Jae, my HERO!!!

    avatar
    saori-Hinata
    Dios
    Dios

    Cantidad de envíos : 763
    Edad : 25
    Localización : etto junto a la luna...
    Fecha de inscripción : 30/05/2008

    Normal eple ninas n.n el fic esta cehvere, sigan asi!

    Mensaje por saori-Hinata el Lun Abr 20, 2009 6:01 pm

    Olaz!* Smile

    (Al fin lo subierooon Razz )
    Grax x compartir el fic Smile Un año y la vdd les salió re chevere, Me gusta lo ke hizo Toushirou por Ume con lo del cerezo *o*

    Apasionado, bien escrito y claro Smile

    (kisiera escribir como ustedes porke yo pa escribir uy soy reburra xD)

    Bueno espero ke suban los demas capis porfis! xD

    Bye, abaxo! a las dos ninas ninas pues n.n


    avatar
    Neji sanji
    Entrenador pokemon
    Entrenador pokemon

    Cantidad de envíos : 79
    Fecha de inscripción : 25/01/2009

    Normal Re: Kagami no Akai Sora

    Mensaje por Neji sanji el Mar Abr 21, 2009 6:08 pm

    Si alguien me preguntara ¿Cómo defines en una palabra el fic de Umy-sama y Ume-sama? seria:
    Excelente.

    Pero no puedo expresar todo lo que pienso de tan espléndido trabajo en una sola palabra n.n

    Umy-sama y Ume-sama mis felicitaciones, les ha quedado muy bien escrito, buena ortografía, el sentimiento y el contexto esta nítido.
    Y estoy de acuerdo. ambas son muy kawaii Smile

    Fueron las palabras de un nuevo admirador y viejo amigo n.n
    Saludos.
    avatar
    Sakumo
    Entrenador pokemon
    Entrenador pokemon

    Cantidad de envíos : 57
    Edad : 23
    Localización : Perdida entre mis pensamientos
    Fecha de inscripción : 12/03/2009

    Normal Re: Kagami no Akai Sora

    Mensaje por Sakumo el Jue Mayo 07, 2009 11:08 am

    Wow,
    tienen una manera
    tan exisita de relatar los hechos,
    en verdad son muy buenas para
    para esto;
    FELICITACIONES A AMBAS!!!!!!!!!!!
    cheers
    en verdad es una
    muy buena trama,
    me ah gustado muchisimo,
    en mi ya tienen una admiradora n_n
    BYE,BYE!!!!!!!!!!

    Contenido patrocinado

    Normal Re: Kagami no Akai Sora

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Vie Oct 19, 2018 2:14 am